¿Estás pensando en hacerte la depilación láser? ¡Ahora es el momento!

Todos los expertos piensan lo mismo: cualquier época del año es buena para hacernos la depilación láser diodo, pero siempre y cuando nuestra piel no esté bronceada. Por eso, además de que el otoño es la mejor, somos muchas las que, una vez que ha terminado el verano, o bien volvemos a nuestras sesiones o nos decidimos (por fin) a empezar un tratamiento en un centro especializado. En poco tiempo comenzarán a bajar las temperaturas y es verdad que durante estos meses parece que el vello pasa más desapercibido, pero al fin y al cabo todas queremos lucir unas piernas suaves y decir adiós a los incómodos pelitos de manera permanente.

¿Estás pensando en hacerte la depilación láser? ¡Ahora es el momento!

Lo ideal es esperar un mes después de haber tomado el sol para poder hacerse un láser. El láser le dispara a la melanina del vello, pero si la piel está bronceada contiene melanina también y puede confundir la del vello con la de la piel y hacer una quemadura en lugar de depilar. Por eso, es ideal que pase un mes y que haya contraste entre vello y piel para que el láser pueda diferenciar dónde está la melanina y disparar únicamente ahí", nos dice la Dra. Ana Téllez de Clínicas Dra. Téllez, que nos aconseja:

Antes de depilarse hay que afeitarse como tres o cuatro días antes. Lo perfecto es que venga el vello como empezando a nacer, porque si el vello es demasiado largo tenemos que rasurar nosotros y ya se queda demasiado corto. No obstante, en la primera visita las pacientes deben venir sin rasurar para que la especialista las estudie".

A partir del otoño es la mejor fecha para hacernos un tratamiento de depilación laser, ya que la piel no esta bronceada y hay ma´s contraste entre el pelo y la piel.
También nos advierten de que además de no tener la piel bronceada, hay otras recomendaciones que se deben tener en cuenta. Tras las sesiones, cuando aparezca el nuevo vello, se pueden realizar rasurados pero no extraer el vello ya que se cambian los ciclos foliculares. Además, hay que tener cuidado con los tintes de algunas prendas de ropa que dejan coloreada la piel o que sueltan pelusa oscura, ya que puede hacer que se irrite más e intentar no utilizar prendas muy ajustadas y de tejido duro (como vaqueros) el día de la sesión y posterior ya que pueden irritar las zonas de roce como la ingle.